La historia en una piscina

Si emprendemos un viaje en el tiempo, descubriremos que los orígenes de las piscinas se remontan a la antigua Roma, aunque su imagen glamurosa se debe a la magia del cine. Puede que muchas estrellas de la era dorada de Hollywood se fotografiaran en bañador, pero el gran culpable de este fenómeno fue Johnny Weissmuller, que se convirtió en el Tarzán más famoso de la gran pantalladespués de ganar cinco oros olímpicos en natación. En 1950 Billy Wilder tocó el cielo como director con “Sunset Boulevard”, mostrando los peligros que acechaban en las piscinas de las celebridades con la insólita narración de un protagonista ahogado, y Marilyn Monroe se atrevió con un sensual baño nocturno en “Something’s Got to Give”, aunque esta película quedó incompleta a causa de su repentina muerte en agosto de 1962.

http://www.vanidad.es/mixedup/la-historia-en-una-piscina