Drew Struzan

Puede que Internet y las redes sociales hayan restado emoción a la experiencia de ir al cine y dejarse llevar por la magia de las películas en pantalla grande. Ahora lo sabemos todo antes de entrar en la sala porque hemos visto la promoción, los tráilers, los programas del corazón y el efecto sorpresa ya no es una variable que los espectadores contemplemos como favorable a la hora de pasar una hora y media alejados de la realidad que nos ha tocado vivir. Hoy queremos tenerlo todo controlado cuando nos piden invertir un buen puñado de euros (con el correspondiente 21% de IVA cultural) en una “simple” película de entretenimiento. Pero hubo un tiempo no tan lejano en el que el mundo del séptimo arte funcionaba de manera distinta y existían ciertos detalles que convertían las películas en leyenda, mucho antes de haberlas visto en el abarrotado cine de nuestro barrio. Nos referimos a los carteles gigantes que colgaban en las marquesinas de los autobuses y en la entrada de las salas de proyección, con ese aire vintage y unas ilustraciones fascinantes que nos hacían soñar en mundos lejanos, en aventuras fantásticas y en personajes que estaban por encima del bien y del mal.

Sin duda, esos carteles fueron los grandes culpables de que varias generaciones nos enamorásemos del cine en mayúsculas y que decidiéramos lanzarnos a vivir experiencias únicas sin tener más pistas que una simple imagen a todo color. Y resulta que uno de los sospechosos habituales de este fenómeno fue Drew Struzan, el ilustrador que creó los pósteres legendarios de la saga de Star Wars, de la trilogía original de Indiana Jones, de las películas de Regreso al Futuro, de esa epopeya titulada Blade Runner, de esa obra de culto que es Cadena Perpetua y de tantas otras películas que nos han cambiado la vida desde los años 70 hasta la actualidad.

Para rendir homenaje a este artista tan popular y, al mismo tiempo, desconocido para el gran público, el director Erik Sharkey se ha embarcado en la monumental tarea de rodar un documental sobre su ilustre carrera y su extensa obra. Aprovechando su éxito en medio mundo, hemos tenido la oportunidad de entrevistarlo y conocer los entresijos de una película íntima y a todo color que ya se perfila como un verdadero clásico.

Erik Sharkey