Bike vs Cars

Los documentales están de moda y han invadido las salas de cine, un espacio que hasta hace unos años estaba reservado únicamente para las películas de ficción. La gente ha perdido el miedo a lo desconocido y ahora siente fascinación por estas historias reales contadas con un pulso narrativo que mezcla el periodismo de investigación con la imaginación más desbordante. Aún así, son muy pocos los proyectos que nacen con una vocación eminentemente reivindicativa y que llevan inscrito en su ADN digital la intención de remover la conciencia de los espectadores para intentar cambiar el mundo. Éste sería el caso de “Bikes vs Cars”, una obra que nos adentra en las calles de algunas de las ciudades más importantes del mundo y nos las enseña des del punto de vista de unos personajes que viven encima de una bicicleta.

Pero lejos de ser una reivindicación utópica sobre un medio de transporte ecológico que se enfrenta a la todopoderosa industria del automóvil, este documental nos pregunta a viva voz cómo queremos que sean las ciudades para las próximas generaciones. Una reflexión que implica un cambio de mentalidad y, sobre todo, muchas ganas de pedalear a contracorriente para crear una sociedad más libre y justa. Aprovechando su paso por el festival Docs Barcelona, hemos entrevistado a su director, Fredrik Gertten, para conocer la génesis de una película que apunta maneras de clásico y que ya se ha proyectado en más de 100 países en todo el mundo.

Bike Vs Cars